Envío a todo el mundo

0

¿Las medicinas para la diabetes son lo mejor que puedes hacer?

Actualmente hay más de 100 medicamentos disponibles para tratar la diabetes en el mercado. Mientras que la industria farmacéutica continúa investigando y desarrollando tratamientos para la diabetes, los dos tratamientos más tradicionales para la diabetes, Insulina y Metformina (Glucófago, Glicacida), son los más recetados para balancear los niveles de glucosa en sangre, aún cuando otros tratamientos más naturales han demostrado tener mejores resultados. Aquí está lo que necesitas saber acerca de tratar la diabetes, los tratamientos más comúnmente utilizados y una alternativa más efectiva y natural.

Los tratamientos para la diabetes salvan vidas

La diabetes ocasiona que los niveles de azúcar en sangre se encuentren crónicamente altos y con frecuencia se liga con la obesidad. Con el paso del tiempo, los niveles poco balanceados de azúcar en sangre pueden ocasionar complicaciones severas a la salud, como problemas cardíacos, embolias, falla renal, daño a los nervios y más. Afortunadamente, vivimos en una era de innovación. Las investigaciones tradicionales y las enfocadas a lo natural continúan saliendo adelante hacia identificar y desarrollar tratamientos para la diabetes para disminuir los niveles de glucosa en sangre de manera exitosa, prevenir las complicaciones de la diabetes y salvar vidas. Esto puede ser particularmente tranquilizador para los diabéticos crónicos, quienes, decepcionados en las soluciones existentes de la farmacéutica tradicional, tienden a incursionar en biohacking, adoptando el uso de productos y soluciones naturales en un esfuerzo por mejorar su situación y su calidad de vida.

Metformina – la primer línea de tratamiento

La Metformina es generalmente considerada el tratamiento por excelencia para la diabetes por los profesionales médicos Occidentales. De hecho, el 72% de los Americanos tomando medicamentos para la Diabetes están en la pastilla tomada de manera oral. Esto se debe a que el medicamento que se remonta a un antiguo remedio herbal funciona al aumentar la respuesta del cuerpo a la insulina, para revertir la resistencia a la insulina que causa la aparición de diabetes tipo 2. Sin embargo, aunque la metformina es relativamente barata, su capacidad para reducir el nivel de glucosa en sangre es muy limitada y solo es efectiva por períodos muy cortos de tiempo antes de que se tome otra dosis (limitada) o se vean obligados a cambiar a otra clase de medicamento por completo.

Los diabéticos que toman metformina también suelen estar plagados de horribles efectos secundarios, que pueden incluir:

  • Una reacción baja de azúcar en la sangre.
  • Problemas estomacales, incluyendo dolor abdominal, acidez, gases, diarrea, náusea y vómito.
  • Acidosis láctica: cuando los riñones no pueden eliminar el exceso de ácido del cuerpo
  • Reacción alérgica
  • Pérdida de energía o fuerza
  • Deficiencia de vitamina b12
  • Ansiedad
  • Trastornos de la visión
  • Depresión
  • Cansancio
  • Mareo
  • Y más

¿Quieres saber más acerca de cómo tratar la diabetes y vivir una vida balanceada? Revisa el blog de CuraLife y el post sobre Cómo Sobrellevar la Diabetes.

Insulina – ¿la inyección maravilla?

La insulina solía ser considerada un tratamiento de último recurso, usada únicamente cuando todos los medicamentos orales fallaron en balancear los niveles de azúcar en sangre de un diabético u ocasionado demasiados efectos secundarios negativos. Hoy en día, es instrumental en salvar las vidas de los diabéticos Tipo 1, cuyos cuerpos no producen insulina por sí mismos, y es considerada efectiva en tratar la resistencia a la insulina de los diabéticos Tipo 2. La insulina se inyecta directamente en el torrente sanguíneo y es efectiva de manera inmediata, con una vida promedio muy variable, dependiendo del tipo que se utilice. La dosificación es la clave, para prevenir hipoglicemia, niveles peligrosamente bajos de azúcar. Algunos diabéticos optan por utilizar bombas de insulina, que constantemente proveen insulina al torrente sanguíneo, debajo de la piel. Esto puede ayudar a reducir los efectos adversos de auto-inyectarse constantemente y su impacto en el estilo de vida, aunque esto es también un dispositivo adicional que hay que cargar y cuidar. Y a pesar del hecho que los profesionales de la salud Occidentales tienden a ver a la insulina como la inyección maravilla, en realidad inyectarse a sí mismos en múltiples ocasiones al día no es maravilloso.

También es importante notar que a pesar de que la insulina viene con menos efectos secundarios que la Metformina, se pueden experimentar los siguientes efectos secundarios de manera regular:

  • Baja azúcar en sangre
  • Dolores de cabeza
  • Síntomas parecidos a la gripe
  • Aumento de peso
  • Pérdida de peso
  • Comezón
  • Dermatitis
  • Infección en el punto de inyección
  • Reacción alérgica severa

Lo tradicional tiene sus beneficios, pero lo natural es aún mejor

Para balancear de manera óptima tu diabetes, los medicamentos modernos deberían inicialmente llevar suplementos – e idealmente eventualmente ser reemplazados, con alternativas y suplementos naturales, dependiendo del estado indivual del diabético. Los suplementos naturales permiten a los diabéticos balancear su azúcar, sin experimentar los terribles efectos secundarios que los tratamientos convencionales provocan. Lo hacen al incrementar de manera cuidadosa la ingesta de nutrientes del cuerpo en una manera en que se pueda procesar la insulina y balancear los niveles de glucosa mucho mejor que cualquier medicamento tradicional y sin involucrar, químicos, prescripciones, o inyecciones, ¡en lo absoluto!

La alternativa natural de CuraLife

CuraLife es una compañía global de bienestar que desarrolló una manera progresiva, natural, y de rápida acción para los tratamientos convencionales para la diabetes que ayuda a los diabéticos a mantener niveles de glucosa balanceados y sanos. CuraLin por CuraLife es el suplemento nutricional de la compañía que trabaja con tu cuerpo para controlar los niveles de glucosa, sin efectos secundarios ni químicos.

¿Quieres probar CuraLin? Haz click aquí.